fbpx
Iluminación Iluminación Led

Como nos afecta la iluminación en nuestra salud

¿Alguna vez os habéis parado a pensar en cómo nos afecta la iluminación en nuestro día a día?

No debemos olvidar que la iluminación de la casa no es solo cuestión de estética, es primordial para cualquier tarea que hagamos a lo largo del día.

A la hora de decorar nuestro hogar con apliques, bombillas, lámparas, etc, la mayoría no somos conscientes de la importancia de una buena iluminación para nuestra salud. Si, como lo oís. Aunque no os lo creáis, una mala iluminación puede afectarnos psicológicamente. Puede llegar a producirnos cansancio, dolor de cabeza, estrés, etc.

Para acciones tan sencillas como leer, maquillarse, afeitarse o cocinar, es importante disponer de suficiente luz, si queremos conservar nuestra vista durante más tiempo.

Para evitar que esto nos suceda y llegar a tener un buen nivel de iluminación, hay que conseguir un equilibrio entre la cantidad, la calidad y la estabilidad de la luz, teniendo en cuenta que no haya reflejos, parpadeos, ni contrastes bruscos en la iluminación.

También en nuestro puesto de trabajo es importante contar con una buena iluminación, que dependiendo del trabajo que realicemos, o mejor dicho, cuanto mayor sea nuestra concentración visual en el trabajo que realicemos, necesitaremos más o menos luz y la orientación de la luz irá en un sentido o en otro.

¿Y cómo saber qué cantidad de luz es la adecuada? Empecemos porque el nivel de iluminación que necesita cada una de las distintas zonas de la casa se mide en lux (lx), unidad que nace a partir de los lúmenes, encargados de medir el flujo luminoso. Para que se entienda mejor, 1 lux equivale a 1 lumen por metro cuadrado.

                                                                                    1 lux = 1 Lumen/m²

Por ejemplo si tenemos una habitación que mide 100 metros cuadrados y está iluminada con una bombilla de 1.000 lúmenes, el nivel de iluminación será de 10 lx.

A continuación algunas cifras recomendadas para el nivel de iluminación:

Cocina: se recomienda que estén entre los 200 y 300 lx, aunque para la zona donde se cortan y preparan los alimentos podemos llegar hasta los 500 lx.

Salón: la iluminación general puede variar entre unos 100 y 300 lx, aunque para ver la televisión se recomienda que baje a unos 50 lx y para leer una iluminación focalizada de 500 lx.

Dormitorios: no se recomiendan niveles muy altos, entre 50 y 150 lx.

Dormitorios de niños: se recomienda un poco más de iluminación general, unos 150 lx y unos 300 lx si hay una zona de actividades y juegos.

Baño: no hace falta demasiada iluminación, con unos 100 lx es suficiente, excepto en la zona del espejo, para afeitarse, maquillarse o peinarse: allí se recomiendan unos 500 lx.

Despachos: se recomiendan unos 500 lx.

Escaleras y pasillos: lo ideal es una iluminación general de 100 lx.

Y no solo esto, deberemos tener en cuenta también el tipo de bombilla (halógenas, fluorescentes o led), *la temperatura de color de las bombillas (frías o cálidas), el sistema de alumbrado (luz directa e indirecta) y el método de alumbrado (general o específico).

Así que ya sabéis, tomar nota y replantearos si tanto vuestro espacio de trabajo como las distintas habitaciones de vuestra casa disponen de la luz necesaria para acabar bien la jornada.

A continuación pincha en nuestro amplio CATÁLOGO DE ILUMINACIÓN en donde encontrarás lo último en iluminación led, iluminación comercial e iluminación exterior entre otros.

*Para más información sobre la temperatura de colordependiendo de la habitación a iluminar, pincha en este enlace adjunto a continuación: TONALIDADES DE LUZ

Sin comentarios

    Dejar una respuesta