Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. 
aceptar

Generadores ozono y purificadores



Comprar purificadores de aire y generadores de ozono online baratos

Un purificador de aire es un dispositivo que elimina los elementos contaminantes, tales como: tóxicos, humo y partículas presentes y/o suspendidos en el aire. Los purificadores de aire para uso residencial se comercializan alegando poder ser beneficioso contra alergénicos, personas con asma, dermatitis atópica, sensibilidad química múltiple, encefalopatía miálgica, problemas cardiovasculares, etc. Los purificadores de aire de calidad comercial se fabrican como una pequeña unidad autónoma, por lo tanto unidades más grandes se pueden colocar en una unidad controladora de aire (UCA) o a una unidad de aire acondicionado que se encuentra en las industrias médicas, comerciales e industriales. Es importante verificar que tenga el aval de alguna sociedad médica.

El uso de purificadores

El polvo, polen, caspa de mascotas, esporas de moho, los ácaros del polvo y las heces pueden actuar como alergenos, provocando alergias o problemas más graves y serios en personas sensibles. Las partículas de humo y los compuestos orgánicos volátiles (COV) pueden suponer un riesgo para la salud. La exposición a diversos componentes tales como COV aumenta la probabilidad de experimentar síntomas del síndrome del edificio enfermo. Además, con el adelanto de la tecnología, purificadores de aire son cada vez más capaces de captar un mayor número de bacterias, virus y partículas de ADN.1​Los purificadores se utilizan para reducir la concentración de estos contaminantes que se encuentran en el ambiente y son muy útiles e incluso imprescindibles para las personas que sufren de sensibilidad química múltiple, alergias y asma; estudios tecnológicos y científicos están descubriendo que la mala calidad del aire es un factor contribuyente a algunas formas de cáncer, enfermedades respiratorias, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras infecciones pulmonares. También reducen la necesidad de mantener la limpieza en las habitaciones y áreas de frecuente limpieza. Los Purificadores de aire utilizan una baja cantidad de energía eléctrica, provocando una pequeña suma de gastos y efecto ambiental.

Técnicas de purificación

Varios procesos diferentes de variable eficacia pueden utilizarse para purificar el aire. Diferentes procesos pueden quitar diferentes contaminantes, así que hay ventajas en el uso más de un proceso en un purificador.

Irradiación

La Irradiación germicida ultravioleta -IGUV puede utilizarse para esterilizar el aire que pasa por lámparas UV mediante el aire forzado. Los sistemas IGUV de purificación de aire pueden ser unidades libres con lámparas UV blindadas que usan un ventilador para forzar aire que ya pasó por la luz ultravioleta. Otros sistemas son instalados en sistemas de aire forzados para que la circulación por el local, mueva los microorganismos más allá de las lámparas. La clave de esta forma de esterilización es la colocación de las lámparas UV y un buen sistema filtración para quitar los microorganismos muertos. Por ejemplo, los sistemas de aire forzado por diseño impiden la línea de visión, creando así áreas del medio ambiente que serán sombreadas por la luz UV. Sin embargo, una lámpara UV colocada a las bobinas y el drenaje del sistema de refrigeración evitaran la formación de microorganismos estos lugares, naturalmente húmedos. El método más eficaz para el tratamiento del aire en lugar de bobinas es el de de sistemas en línea de conductos, estos sistemas se colocan en el centro de los conductos y paralelo a la corriente de aire.

También se ha comprobado que la luz UVG produce ozono el cual no es sano para la salud de las personas, por lo que es importante pase antes por un sistema de filtrado HEPA.

Filtros

La Purificación basado en el filtro atrapa partículas aerotransportadas por la exclusión de su tamaño. El aire es forzado a través de un filtro y partículas son físicamente capturadas por el filtro. Los filtros HEPA quitan al menos un 99.97 % de partículas de 0,3-particulas micrómetros y son generalmente más eficaces para partículas que son más grandes o ligeramente más pequeños. Ellos son eficaces al 0,01 micrómetro en muchos casos, pero son ineficaces para partículas más pequeñas que un micrómetro de 0,01. En ambientes polvorientos, un filtro HEPA puede ir detrás de un filtro convencional de fácil limpieza (prefiltro), que quita las impurezas mayores para que el filtro HEPA necesite limpieza o sustitución con menos frecuencia. Los filtros HEPA no generan ozono o subproductos perjudiciales. Los filtros HVAC en MERV 14 o más, son los mejores para eliminar partículas aerotransportadas de micrómetros 0,3 o mayores. Un filtro de alta eficiencia MERV 14 tiene una tasa de captura de por lo menos el 75 % para partículas entre 0,3 a 1.0 micrómetros. Aunque la tasa de captura de un filtro MERV es inferior de un filtro HEPA, un sistema de aire central puede mover significativamente más aire en el mismo periodo de tiempo. Usando un filtro MERV de alta calidad puede ser más eficaz que hacerlo mediante una máquina HEPA de alta potencia a una fracción de los gastos de capital inicial. Lamentablemente, la mayoría de los filtros de horno, son colocados en su lugar un sello hermético, lo que permite que el aire pase alrededor de los filtros. Este problema es peor para los filtros MERV de una mayor eficiencia por el aumento de resistencia del aire. Los filtros MERV de mayor eficiencia son generalmente más densos y aumentan la resistencia del aire en el sistema central, que requieren una mayor caída de la presión de aire y, en consecuencia, aumentando los costos de energía.

Carbón activado

El carbón activado es un material poroso que puede absorber sustancias químicas volátiles sobre una base molecular, pero no elimina partículas más grandes. El proceso de absorción cuando se utiliza carbón activado debe alcanzar equilibrio, por lo tanto, pueden ser difícil de eliminar completamente los contaminantes. Es simplemente un proceso de cambiar contaminantes de una fase gaseosa a una fase sólida, cuando pueden generarse contaminantes agravados o alteraciones en el aire en interiores orígenes. El carbono activado puede utilizarse a temperatura ambiente y tiene una larga historia de uso comercial. Normalmente se utiliza junto con otra tecnología de filtro, especialmente con HEPA. Otros materiales también pueden absorber los productos químicos, pero al coste más elevado.

Preocupaciones de los consumidores

Otros aspectos de los limpiadores de aire son: gases peligrosos por productos, el nivel de ruido, la frecuencia de sustitución del filtro, el consumo eléctrico, y atractivo visual. La producción de ozono es un ejemplo típico de purificadores de aire ionizantes. Aunque la alta concentración de ozono es peligrosa, la mayoría de los ionizadores de aire producen cantidades bajas (<0,05 ppm). El nivel de ruido de un purificador se puede obtener a través de los departamentos de servicio al cliente y por lo general se reporta en decibelios (dB). Los niveles de ruido para la mayoría de purificadores son bajos en comparación con muchos otros aparatos electrodomésticos. Sin embargo, el nivel de ruido de algunos equipos de aires acondicionados o purificadores de aire con sus ventiladores funcionando a alta velocidad durante varias horas al día puede causar pérdida de audición.

Es importante verificar que, en los sistemas que utilicen iones realmente, se verifique el nivel de ozono que generan ya que los sistemas de "purificación por ozono" han sido retirados de muchos países desarrollados como EU y algunos de Europa, porque no cumplían con su cometido. Actualmente se ha iniciado su comercialización en países de América y Asia.

Se supone que los purificadores de aire funcionan durante largos periodos de tiempo. Por lo tanto, aún con un ruido moderado puede ser perturbador o dañino. La sustitución frecuente del filtro y el consumo eléctrico son los principales gastos de operaciones para cualquier purificador. Hay muchos tipos de filtros que se pueden limpiar con agua, a mano o con una aspiradora, mientras que otros necesitan ser reemplazados cada pocos meses o años. También es importante que sepan que se ha demostrado que los filtros lavables pierden sus propiedades en la primera lavada por lo que no son tan eficientes.

Generador de ozono

Un generador de ozono, (ozonizador) es capaz de producir ozono -una molécula triatómica que contiene tres átomos de oxígeno- artificialmente, mediante la generación de una alta tensión eléctrica (llamada "Efecto corona") que produce ozono, y, colateralmente, iones negativos. La generación de ozono tiene aplicación en la eliminación de malos olores y desinfección del aire, en el tratamiento y purificación de aguas, y en electromedicina -ozonoterapia-.

El ozono no puede ser almacenado ni transportado -es mucho menos estable que el oxígeno diatómico- como otros gases industriales. El motivo es que rápidamente se reconvierte en oxígeno, y por ello debe ser producido en el lugar en donde será empleado. Los generadores más comunes son los que trabajan por medio del efecto corona, con frecuencias que van de 600 Hz hasta 2 kHz, y con voltajes que oscilan entre los 4 kV y 20 kV. El factor dominante que origina la generación de ozono, es la temperatura del gas vector que es controlada por el agua de enfriamiento; cuanto más fría es el agua, mejor es la síntesis del ozono; en las típicas condiciones industriales, la mayor parte de la energía se disipa en calor, que debe neutralizarse por un muy eficiente flujo de agua. Debido a la alta reactividad del ozono, sólo unos pocos materiales pueden ser usados para entrar en contacto con él; entre estos estarían el acero inoxidable 316L, el vidrio, PVDF, EPDM, PVC. Sus propiedades antisépticas son de aplicación tanto a nivel doméstico como industrial, estando demostradas y certificadas por laboratorios.

Desde hace años gracias a que se puede trabajar en alta frecuencia y al avance de la electrónica se ha pasado de utilizar grandes transformadores en baja frecuencia y válvulas a fabricar equipos de ozono de menor tamaño, menor consumo energético y muy baja disipación de calor inferior a 60 °C, siendo innecesario la refrigeración por agua de equipos con producciones incluso superiores a los 100g/h y con un precio considerablemente más bajo.

Los purificadores de aire son equipos destinados a la desinfección con ozono capaces de eliminar todo tipo de malos olores y otros agentes contaminantes del aire, como pueden ser el polen, el polvo o los ácaros, entre otros muchos agentes.

Estos sistemas que purifican el ozono están recomendados para el uso en el hogar, pero también en oficinas, comercios, bares, teatros y todo tipo de locales, independientemente de cuál su tamaño.

Cada vez más este tipo de aparatos se están usando en guarderías, centros educativos y edificios públicos dada la efectividad que muestran a la hora de combatir los problemas derivados de las alergias al polen, el polvo, los ácaros, las bacterias, los virus o los hongos.

Gracias al avance de la tecnología también en este campo últimamente se han popularizado los purificadores de aire inteligentes capaces de eliminar los malos olores en locales de hostelería, como pueden ser bares, restaurantes, cafeterías, pubs, discotecas y lugares concurridos.

En función de la potencia necesitada para abarcar superficies mayores o menores encontraremos unos u otros aparatos que, en el caso de aquellos destinados a trabajar únicamente en habitaciones o departamentos podrán ser portátiles.

Si tiene dudas sobre qué tipo de generador de ozono o purificador de aire es el que más se le ajusta a sus necesidades no lo dude y póngase en contacto con nuestro equipo de profesionales donde le atenderán amablemente indicándole todo lo que necesita saber sobre estos aparatos incluyendo características y precios.