Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. 
aceptar

ILUMINACIÓN LED



Tenemos una gran variedad de productos de la familia LED y a los mejores precios. Dentro de esta categoría de iluminación Led encontrará los últimos diseños del mercado de alta calidad.

Eche un vistazo a nuestro amplio abanico de artículos de iluminación y seguro que encontrará lo que busca. Verá que tenemos infinidad de bombillas Led, proyectores Led, downlight Led, flexos de Led, etc.

Para cualquier duda o consulta, nuestro equipo de profesionales en iluminación de Led se pone a su disposición para ayudarle y asesorarle en la medida de lo posible.

Aplicaciones LED

Debido a su bajo consumo, su tamaño y la reducción considerable en su mantenimiento, los LED se han convertido en una opción óptima para su uso en todo tipo de ámbitos.

El uso de bombillas LED en su hogar le supondrá una considerable reducción de su consumo mensual de energía, lo que se traduce en un menor coste en la factura de la luz. Además de una mayor concienciación con el medio ambiente.

No sólo puede implantar éste tipo de fuente de luz en interior sino también disponemos de diversos productos para usarlos en exteriores. Los focos LED puede usarlos en jardines o en las zonas comunes de su comunidad. También disponemos de luces para piscinas.

Ventajas de la iluminación LED

Las ventajas que ofrece la iluminación LED en relación a la clásica son prácticamente innumerables. No obstante vamos a poner en valor algunas de las más destacadas por los usuarios de este tipo de tecnología.

La primera y que más gusta a sus usuarios guarda relación con el enorme ahorro que supone cambiarse las bombillas LED. Y es que estas consumen 2,5 veces menos que las bombillas de bajo consumo y casi nueve veces menos que las bombillas tradicionales. Para que nos hagamos una idea, en números esto puede suponer una reducción de hasta el 90% en el gasto en el recibo de la luz.

Si nos fijamos en la vida de las bombillas LED vemos cómo estas pueden llegar a acumular hasta 50.000 horas de alumbrado frente a las escasas 2.000 de las bombillas tradicionales. Es decir, que si las utilizamos durante 8 horas al día las LED pueden llegar a durar hasta 17 años sin necesidad de cambiarse.

Esto se traduce en una reducción de los costes de mantenimiento notorias en relación a otros sistemas de iluminación.

En cuanto a la calidad de la luz, la LED tiene un índice de reproducción cromática mucho mayor que el de las bombillas convencionales. En números hablamos de un IRC de 90 de las LED frente al 44 que ofrecen los focos tradicionales. Es decir, más del doble.

No menos importante es el asunto que tiene que ver con el respeto al medio ambiente. Y es que la iluminación LED no genera ni luces ultravioletas ni infrarrojas, además de ahorrar energía gracias a su ínfima pérdida de calor. Todo ello supone una reducción de emisiones de CO2 notable.

Otro asunto relevante es el de las resistencia que ofrece esta tecnología. Estas, a diferencia de las luces fluorescentes, soportan temperaturas de hasta 40 grados bajo cero, lo que las convierten en ideales para ser instaladas en plantas frigoríficas. Además de resistir grandes variaciones de temperatura también resisten importantes variaciones de vibración.

Iluminación LED en sistemas inteligentes

Por otro lado no es casualidad que la iluminación LED sea la más usada en los sistemas de iluminación inteligente que cuentan con reguladores de intensidad ya que su tecnología, preparada para soportar cambios bruscos de intensidad a cada rato, ofrece mayores garantías y un menor gasto que otras alternativas.

Uno de los puntos que más valoran los usuarios de luces LED es el que tiene que ver con la velocidad a la que estas alcanzan la máxima luminosidad. A diferencia de lo que ocurre con el resto de opciones la luz LED ofrece su mejor versión de manera inmediata.

Si a esto le sumamos que los constantes encendidos y apagados no tienen afectación alguna ni a corto, ni a medio ni a largo plazo en su correcto funcionamiento o su vida al máximo rendimiento se reducen aún más las dudas que se puedan tener sobre la conveniencia de contar con iluminación LED.

Por último destacar que las bombillas LED son ideales para su instalación en lugares de difícil acceso, dado que las instalaciones eléctricas de estos focos se realizan con cables de calibres mucho menores, lo que su traduce en un ahorro sustancial tanto en el tiempo en el que se coloca el cableado como en los costes de instalación.